Publicado el

El comienzo del terror: Susurros Mortales, mi primera novela. Peter R. Vergara Ramírez

El nacimiento de mi primera novela, Susurros Mortales.

Recordando, pues siempre es bueno hacerlo, sean positivas o negativas las memorias que ello encierra, no pude evitar el rememorar esos pasos iniciales antes de comenzar a escribir mi primera novela, Susurros Mortales, o Deadly Whispers, como originalmente salió publicada allá por el 2001 en Estados Unidos.

El nacimiento de la saga, que espero concluir para el 2017 una vez haya terminado unos proyectos que están actualmente en proceso, pero ya eso es otra historia.

Recuerdo que estaba sentado en la sala de mi hogar de Manatí, Puerto Rico, una tarde del verano del 2000, solo, cabizbajo, pensativo, triste por demás, pues en pocos días viajaría a la ciudad de New Haven, Connecticut, para encontrarme con mi madre Elsie, ya diagnosticada con cáncer de pulmón, y en vías de comenzar su tratamiento contra el mismo en el New Haven-Yale Hospital, a pocos pasos de la residencia de mi hermana Yolanda, donde mi madre habitaba en esos momentos.

Pensaba: ¿Qué pasará con mami? ¿Saldrá bien o no? Si ella moría, ¿podría superar ese dolor de perderla? Yo adoraba a mi madre, en ocasiones difícil de tratar, pero luchadora y amorosa con sus hijos, y con una voluntad inquebrantable para seguir adelante a pesar de las circunstancias. No era quizás una madre perfecta, pero para nosotros lo era. Y no quería dejarla abandonada en esos instantes cuando más nos necesitaba. Por eso viajaba hacia New Haven, para cuidarla y acompañarla.

Mientras mi alma y corazón volaban hacia ella y su enfermedad en esa tarde, también pensé en que yo no tenía nada en mi vida en ese momento que me permitiera aportar, aunque fuera poco al tratamiento y recuperación posterior de mi querida madre. Me encontraba desempleado, sin un centavo en los bolsillos, y desilusionado con el giro que mi existencia había tomado en los últimos tiempos. En pocas palabras, con un down o depresión terrible, a punto de tomar una decisión irremediable, pues ya el mundo bonito como yo anhelaba desde niño, ya no tenía sentido para mí. Nada me alegraba, nada me rescataba del abismo oscuro en que estaba sumergido hasta el fondo. Había perdido mis sueños, mis metas, mis deseos de ser alguien, de sobresalir, de poder dejar un legado para generaciones futuras, en fin, de muchas cosas que se perdieron en el camino, y que nunca recuperaría.

Entonces, para ahuyentar todos esos demonios, y no pensar más en ellos, reparé en una pequeña libreta de apuntes que se encontraba en una mesa al lado mío, y la tomé.

La abrí, y me dije:

—Voy a escribir algo.

¿Pero qué?

—Una novela.

¿Y cómo diablos, si nunca lo había hecho?

Pero comencé, que es lo primero que debe hacer cualquier ser humano si desea superar la vida y sus obstáculos.

Recordé muchos libros leídos, novelas, ensayos; todo. La forma de escribir, desarrollar, personajes, diálogos, contenido importante, la trama y sus vericuetos literarios, en fin, todo de lo que se componía la redacción de un escrito, en este caso, una novela de ficción sobre un asesino en serie y los consiguientes esfuerzos de las fuerzas policiales para atraparlo antes de que siguiera asesinando personas inocentes.

Poco a poco la pensé y le di vida a mi primera novela. En esos primeros días mi mano volaba encima de la libreta de apuntes, escribía, borraba, tachaba, arrancaba la página si no me gustaba, la volvía a escribir, hasta que llegué a New Haven. Allí entonces la desarrollé completamente, estudié la historia de la ciudad, sus lugares históricos, su trayectoria, calles, ausculté libros enteros y artículos de índole policial e investigativa, procedimientos del FBI, ciencias forenses y sus distintas ramas, y lo más importante, el estudio de los asesinos en serie y sus categorías, los motivos por los que asesinaban, su modus operandi, sus trofeos, sus personalidades, y también la criminología y criminalística de laboratorio y de campo en las escenas criminales. Muchas cosas de las que me tuve que empapar para escribir correctamente y documentar apropiadamente esta novela inicial.

Luego de llegar a un punto culminante, alrededor de la página 140 más o menos, me quedé en blanco. Totalmente. Se me habían acabado las ideas, el teclado de la computadora cogió polvo por su falta de uso. No sabía qué más escribir, cómo continuar.

Así estuve semanas, desorientado, bloqueado, mientras cuidaba a mi madre y la llevaba a sus sesiones de quimioterapia, y veía cómo poco a poco su rostro adquiría color y vida por el tratamiento en sí, y quizás la incipiente esperanza de que al final, mami podría superar el dolor y vivir plenamente o por lo menos a medio pocillo para beneplácito y alegría de todos, situación que un tiempo después descubrimos que no iba a ser posible, cuando su organismo comenzó a rechazar el veneno que le introducían a su cuerpo, y los médicos decidieron descontinuar el tratamiento por la falta de avances en la condición cancerosa de mi madre.

Una tarde, regresando a la casa de mi hermana, subí a mi cuarto a dormir un rato.

Al tirarme en la cama cerré mis ojos.

Visualicé la novela enteramente. Principio, contenido y final, los capítulos que restaban, y el final. En cuestión de cinco minutos, sinceramente, en mi imaginación, que salió a rescatarme cuando ya no albergaba la esperanza de poder culminar el proyecto favorablemente. Increíble, pero cierto.

Abrí mis ojos, me levanté de la cama, y corrí hacia la computadora. Empecé a escribir como loco, aprovechando esa oleada de ideas que asaltaron mi mente, y a los pocos días la terminé. La revisé, la corregí, volví a cambiarle muchas escenas y diálogos, y la sometí a un par de editoriales en Estados Unidos, donde semanas después recibí la notificación de parte de una de ellas de que estaban interesados para publicarla, por lo que decidimos presentarla en inglés, labor titánica en la que mi hermana Yolanda tuvo la encomienda de traducirla completamente con excelencia, y luego comenzar el arduo proceso de revisión de contexto literario y preparación para imprimirlo meses después en el 2001, poco antes de mi madre fallecer, y dejarme destrozado al igual que al resto de la familia.

No tengo que explicar la alegría inmensa que sentí al recibir la aprobación y luego contrato con la editorial, y el sentimiento inconfundible que acompaña a cualquier ser humano cuando es bendecido por Dios. Una sensación de bienestar y felicidad que arropa tu cuerpo de la cabeza a los pies, y que te hace flotar por las nubes.

Perdí a mi madre meses después, y aún me duele el recordarlo, muchísimo, pero siempre he pensado que cuando perdemos algo en nuestras vidas, una bendición y una puerta se abren un poquito más adelante para compensarnos por ese dolor. Compensarnos, no olvidarlo, pues cuando se quiere de verdad, especialmente a una madre que lo dio todo por su familia, eso no se puede enterrar en un rincón lejano de nuestra mente o corazón. Es un sentimiento hermoso que nos acompañará hasta que muramos y nos volvamos a encontrar en un lugar mejor. Por lo menos, eso espero, encontrarnos de nuevo, y para siempre.

Esta fue la breve historia del nacimiento de la saga de Susurros Mortales, que sé es excelente en su historia, y que dio comienzo a mi inquietud de llegar al mundo entero con mis escritos, y dejar mi hermoso legado para generaciones presentes y futuras. Mi destino ya está trazado de antemano por Dios, y las bendiciones que restan vienen en camino.

Confío en ellas.

Disponible en este portal en PDF $1.00

Publicado el

Deadly Whispers: The Beginning… (Volume 1) PDF

A series of brutal murders shakes the city of New Haven, Ct. All the victims, young professional women, are found dead, left without a heart. Special agent Stacey Loggins is on the hunt for this monster, a bloodthirsty killer who knows her every move, and who challenges her to a deadly game. He is the king; she is the pawn. Stephi Loggins, Stacey’s only sister, has disappeared. She has exactly seven days to decipher the mystery surrounding these murders. If in seven days she can whisper in his ears his name, Stephi will live. If she’s wrong…The pace has been set. Time is running out. Who will win the deadly game?

Disponible en PDF en este portal $1.00

Publicado el

Susurros Mortales en el Viento: Ángel de Piedad PDF

La muerte sigue rondando, cada vez más cerca… Meses después de que el Rompecorazones asesinara mujeres profesionales en las tranquilas calles de la Ciudad del Olmo, New Haven, Connecticut, arrancando sus corazones, y de que lograra escapar de la agente especial del FBI, Stacey Loggins, aparece en escena otra clase de asesino: Un ángel de piedad que asesina personas ya desahuciadas clínicamente, y que al parecer nada ni nadie será capaz de detener. Allyson Davis es la agente novata enviada por el FBI para acabar con el sanguinario asesino de piedad. ¿Podrá hacerlo? ¿Se quedarán impunes todos estos asesinatos? ¿Aparecerá Stacey Loggins para ayudar a su amiga y compañera? ¿Saldrá el Rompecorazones de su escondite? Solamente hay una manera de averiguarlo, y es leyendo esta espeluznante novela de Peter R. Vergara Ramírez, Susurros Mortales en el Viento, Ángel de Piedad. La venganza sigue… Segunda parte de la trilogía Susurros Mortales, donde un monstruo sanguinario vuelve a asolar las tranquilas calles de New Haven, Connecticut, y es llamado el FBI y su unidad élite, bajo el comando de la novata agente especial Allyson Davis, en la captura de asesinos en serie. Un asesino que mata por piedad, supuestamente, pues todas sus víctimas, sin importar sus edades, padecen alguna enfermedad terminal. ¿Un Ángel de Piedad, o un criminal desalmado que disfruta matando gente inocente? Sean ustedes los jueces de esta impactante novela que lo mantendrán en sus asientos hasta el final con un giro inesperado…

Disponible en PDF en este portal $1.00

Publicado el

Al Final Del Abismo libro original 2005 Cuando la arrogancia destruye al verdadero amor…

Carlos es arrogante, superficial, y carente de nobles sentimientos. Posee los atributos necesarios para sobresalir en la artificiosa sociedad: juventud, atractivo, excelente empleo… hasta que, sorprendentemente, descubre que nada de esto funciona cuando de enfrentar a la tormentosa encrucijada en que se encuentra su vida se trata. Diana lo ama en secreto, pero también lucha por sobrevivir de la continuas amenazas del cruel supervisor que la hostiga sexualmente en su trabajo y de reivindicarse ante los ojos de aquellos que la desprecian por creer lo que no es. El soberbio hombre tendrá que sufrir golpe tras golpe, dolor tras dolor, lágrima tras lágrima, para aceptar finalmente en su corazón que es imposible huir de uno mismo cuando no se tiene la fortaleza necesaria para correr. Entonces comprenderá que la verdadera lección de vida no se aprende en los bares, los salones de baile, o en los sentimientos falsos y vacíos, sino en los misteriosos designios del caprichoso destino que ahora lucha apasionadamente junto a él para ayudarlo a escapar de las tempestuosas profundidades del abismo. Al Final del Abismo es una novela intensa, subyugante, palpitante, acorde con nuestros tiempos modernos. Una historia que penetrará hondamente hasta las recónditas fibras íntimas de cada ser humano y le enseñará, en la cruda realidad, que la vida no es un tonto juego en el que gana el mejor, sino el que más lo merece.

Publicado el

Adiós a mis Miedos: hola a mi nueva vida, la que merezco… PDF

Creo que ya es tiempo de que puedas ayudarte tú mismo a superar todas esas cosas que hasta ahora te han negado la felicidad plena a la que tienes derecho como ser humano, esos problemas, decepciones, tristezas, sufrimientos, errores del pasado, demonios internos que te obstaculizan tu camino hacia una dicha plena. Sentí el deseo de compilar parte de mis libros, o mini guías, en un solo libro, junto con unas reflexiones diarias que regularmente posteo en mis blogs. Viendo el éxito que han tenido las ventas de estos dos libros, Tiempo de Hacer Las Paces Con Tus Demonios, y Siempre Serás Tu Peor Enemigo, decidí tomar este paso, unirlo todo, que entiendo será de gran ayuda a mis lectores. En un momento de tristeza, como le puede suceder a cualquier ser humano, tuve que recurrir a mi fortaleza interior, a mis recuerdos, a todos esos acontecimientos que moldearon mi existencia a lo largo del camino, y fue entonces que escribí estas mini guías, o consejos prácticos que yo tuve que utilizar para poder salir airoso tanto de los problemas, de mis miedos, de mis demonios, de todo lo que de una u otra forma me obstaculizaron y me derrotaron en sinfín de ocasiones hasta que aprendí a superarlos; a derrotarlos completamente. No pretendo ser un escritor motivacional, de esos que suben a un podio a disertar horas y horas sobre la motivación, auto ayuda, superarse; todas esas cosas. Sí pretendo que tú, mi amigo, puedas utilizar, aunque sea un poquito, parte de estas vivencias que me fortalecieron e hicieron el hombre que soy hoy en día, más confiado y alegre, y, sobre todo, con más fe en mí mismo para afrontar cualquier tipo de situación que se presente. Si yo lo logré, por supuesto que tú puedes también. Es cuestión de querer, desearlo con pasión. Sin nada más, espero que te agraden estos pequeños consejos, y muy importante, que los puedas aplicar en tu propia vida. Creo que ya es tiempo de que puedas ayudarte tú mismo a superar todas esas cosas que hasta ahora te han negado la felicidad plena a la que tienes derecho como ser humano.